Responsabilidad social

img_resp_sociale

La solidariedad y la asistencia a personas necesitadas forman parte de los compromisos morales del Grupo, que desde hace años apoya numerosas iniciativas en el ámbito social:

la Fundación Manuli Onlus, , nacida por voluntad del empresario Dardanio Manuli y activa desde 1992 bajo la dirección de Cristina Manuli, es el ejemplo más significativo. Ha sido una entre las primeras en ocuparse de la asistencia domiciliar a los enfermos de Alzheimer, ha prestado hasta hoy 200.000 horas de asistencia gratuita a través de personal especializado y de voluntarios. Entre los reconocimientos recibidos, la Distinción al Mérito Cívico - Ambrogino – del Ayuntamiento de Milán (2004), la placa de honor de la Presidencia del Consejo Municipal por la actividad desempeñada en más de diez años en el territorio milanés (2006), el premio “Ángel del Año” por la categoría “Social” (2007).

Son numerosos los proyectos internacionales que ha llevado a cabo, como la electrificación de la aldea rural de Tougouri, en Burkina Faso, a través del apoyo a la asociación Amani Nyayo Onlus, que ha permitido el desarrollo del sistema socio-sanitario, la realización de sistemas de bombeo, la acumulación de agua para usos civiles y agrícolas, la formación profesional y el nacimiento de laboratorios artesanales, además de la iluminación de las viviendas en las horas nocturnas.

En Argentina, la contribución a la Fundación Maria de la Esperanza, ha permitido la creación del centro “La Esperanza”, en la provincia de Córdoba, con el objetivo de acoger a los chicos pobres y marginados. Una realidad que incluye estructuras de acogida, una escuela de arte y oficios y una granja cuyos productos se utilizan en el interior de dicho centro.